RADICALES EN LA PELEA QUE MAS LOS APASIONA: LA INTERNA.

El radicalismo de la Provincia de Buenos Aires no realizará este año las elecciones internas programadas para el mes de octubre producto de la cuarentena más larga del mundo que rige en este territorio.

Sin embargo, la novedad más importante fue la decisión del neurocirujano Facundo Manes de participar a través de su hermano, Gastón, de la política partidaria al apoyar como candidato a convencional a una de las listas, la representada por Maximiliano Abad.

Para los sectores cercanos a Gustavo Posse, el candidato opositor a la actual conducción partidaria que representan Abad y Daniel Salvador, la participación activa de Enrique “Coti” Nosiglia merece un cartel tan o más importante que el de la dupla Manes – Andrés Malamud.

Al más importante operador político que ha tenido el radicalismo en los últimos años se le suman los amigos de Leopoldo Moreau, hoy ultra K, que se quedaron en el centenario partido.

Se podría sintetizar que Posse tiene un fuerte respaldo en la primera y tercera sección electoral, las más importantes de la provincia. Pero el interior y los territorios manejados por la oposición de Juntos por el Cambio lo apoyarán a Abad.

“Ya está. No se banca más un partido tan sumiso al PRO. Nosotros proponemos ser protagonistas de todo lo que expresan nuestra historia y proyectamos un futuro más abierto, moderno y frentista”, dijo Posse en un breve intercambio telefónico con este medio.

Ambas listas tienen las mismas obligaciones. Dejar atrás el papel de “invitados” a la “fiesta” de Mauricio Macri que les ganó una interna de Cambiemos hace cinco años. Ahora, quizás, el resultado sea otro.

Además, la postulación de Daniel Salvador como vicegobernador, que sirvió para sostener y potenciar candidaturas radicales en todos los distritos, se desdibujó con los cierres realizados en 2019, donde, lamentablemente, circunscribió todo el debate a su núcleo de mayor confianza y proximidad.

También el tándem Malamud – Manes tendrá otra obligación. Relacionarse de manera mucho más abierta para sus correligionarios de lo que lo hizo el consultor Fabián Perelchonik, ex secretario general de la gobernación de María Eugenia Vidal.

Al haber ido y vuelto de múltiples alianzas y frentes, muchísimos radicales reconocidos están impedidos de participar de la interna e inclusive votar. El GEN, el PRO o las expulsiones realizadas porque participaron del kirchnerismo son algunas de las cuestiones que pesan sobre más de la mitad de los ahora deseosos de participar.

No agrega mucha claridad al discurso de oposición actitudes como las del propio Nosiglia quien, acompañado por Martín Lousteau, visitó en Olivos al presidente Alberto Fernández en medio de múltiples versiones donde se vincula a un sector del oficialismo con ganas de dividir a Juntos con el Cambio al apoyar a los dirigentes más críticos de esa construcción. Algunos inducen el acto de Mario Meoni en San Isidro, un viejo radical de Olavarría, en ese camino.

O las del actual oficialismo que necesita permanentemente del incentivo de palabras amigables de sus socios del PRO. Todo confuso. En medio de esa confusión, unas votaciones internas que hoy nadie sabe cuándo se realizará.

CASOS TESTIGOS

En dos localidades, que pueden tomarse como leading case, como General San Martín o Tres de Febrero se pueden reflejar la precariedad partidaria, la casi inexistente doctrina ideológica y la multiplicad de alianzas internas en esos municipios o en otros niveles.

Lo más llamativo es la pelea que dan para quedarse con un sello que no significa más que un lugar, expectante o no, en una lista de concejales. Es porque no se preocupan en generar consensos ni proyectos para disputar el poder.

Gente que tuvo peleas casi irreconciliables hoy se pueden ver dentro de una misma alianza interna en General San Martín, que todo presume que tendrá nuevamente la ratificación de Walter Carusso, possista y nosiglista, como jefe supremo.

En Tres de Febrero, el concejal Marcelo Bello, sobreviviente de múltiples alianzas internas, deberá enfrentar a una suma de mínimas expresiones que consiguieron el sello possista. Eso sí. Pide a gritos que no le armen otra lista que apoye a Maximiliano Abad. Para eso tiene el ok del oficialismo local, que es PRO. ¿Se entiende por qué nadie entiende por qué se pelean?…

Impactos: 14

Cuéntanos qué piensas
1Me gusta0Me encanta0¡Jaja!0Me entristece0Me enfada

0 Comentario

Dejá un comentario

Abrir chat
CUENTENOS SU SITUACIÓN O DUDA QUE TENGA!
Hola! Gracias por contactarte con nosotros, Alejandro se comunicará con vos lo más rápido posible!