LA GENTE YA LE TOMA EL TIEMPO A LA PANDEMIA

El gobierno de la Provincia de Buenos desmintió, a través de voceros oficiosos, que Axel Kicilof haya decidido no modificar las restricciones que rigen para los comercios y otras actividades en los municipios del Conurbano.

“Estamos activando permisos para casi todos los casos, menos espectáculos, fiestas y restaurants”, dijo la fuente que pidió confrontar las denuncias realizadas por algunos intendentes, como Miguel Lunghi, en Tandil, “con lo que está pasando en La Plata, que está casi todo abierto”.

Sin embargo, son múltiples los sectores económicos que siguen reclamando por algún tipo de ayuda. Los restaurants, por ejemplo, están regalando pack de bebidas si uno compra algunos productos determinados.

En General San Martín, por ejemplo, se pueden observar en los centros comerciales a cielo abierto un altísimo porcentaje de locales con carteles de alquiler y, los que aún funcionan, ruegan porque el propietario les permita pagar una mínima cantidad mensual porque no pueden vender.

Algunos locales de indumentaria y otros artículos ya no se ocultan y trabajan con la persiana baja, aunque estén expuestos a las autoridades municipales que los obligan a cerrar.

En la conferencia brindada ayer junto con el presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Kicilof había dicho que no modificarán las pautas de apertura de la virtual cuarentena en los distritos que sigan mostrando una evolución determinada del virus.

Al respecto puso como ejemplo el caso de Necochea, que tuvo semanas sin casos de coronavirus y cuando se abrieron las actividades apareció el escándalo del baby shower que contagió a más de veinte personas.

Además, el gobernador aprovechó la oportunidad para volver a comparar los casos y los testeos que se realizan de un lado de la General Paz y del otro y, obviamente, para él es mucho mejor los que él administra.

A pesar de las miradas de intendentes y sectores económicos locales y regionales, efectivamente, para Kicilof “la normalidad no existe más” y será más que gradual la apertura de todas las actividades.

Se observa en la mayoría de las calles que la actividad ya está tomando su propia dinámica. Esto es porque los comercios abren sin tener permiso o porque la gente ya no se guarda previniendo el contagio. Con tapabocas y guardando una distancia apropiada, cada vez son más los vecinos que salen y realizan lo imprescindible. Inclusive en obras en casas particulares. Si se mantiene en el tiempo es muy factible que la población tome sus propias decisiones si no encuentra respuestas de parte de las autoridades.

Por supuesto esta mirada es minimizada desde la Gobernación y sostienen que las regulaciones no son tan tajantes. “No sé de dónde sacan la idea que la pandemia nos está llevando por delante, cuando es al revés. Si no hiciéramos lo que estamos haciendo, esto sería un desastre”.

Afortunadamente para el interior bonaerense, la fase de la cuarentena se flexibilizará bastante y en los lugares sin contagios las actividades podrían volver a la normalidad, esa que para Kicilof no existe más.

Impactos: 16

Cuéntanos qué piensas
0Me gusta0Me encanta0¡Jaja!0Me entristece0Me enfada

0 Comentario

Dejá un comentario

Abrir chat
CUENTENOS SU SITUACIÓN O DUDA QUE TENGA!
Hola! Gracias por contactarte con nosotros, Alejandro se comunicará con vos lo más rápido posible!